ARTÍCULO 7: QUÉ SE CONSIDERA MEDICINA DE PATENTE

     

    Para los efectos del artículo 2o.-A, fracción I, inciso b) de la Ley (LIVA: Art. 2A), se consideran medicinas de patente las especialidades farmacéuticas, los estupefacientes, las substancias psicotrópicas y los antígenos o vacunas, incluyendo las homeopáticas y las veterinarias.

    Los medicamentos magistrales y oficinales a que se refiere la legislación sanitaria se consideran medicinas de patente, cuando sean equivalentes a las especialidades farmacéuticas.