ARTÍCULO 12: DETERMINACIÓN DE LA BASE GRAVABLE EN LA ENAJENACIÓN DE BIENES

     

    Para calcular el impuesto tratándose de enajenaciones se considerará como valor el precio o la contraprestación pactados, así como las cantidades que además se carguen o cobren al adquirente por otros impuestos, derechos, intereses normales o moratorios, penas convencionales o cualquier otro concepto.