ARTÍCULO 1A: SUJETOS OBLIGADOS A RETENER EL IVA TRASLADADO

    Están obligados a efectuar la retención del impuesto que se les traslade, los contribuyentes que se ubiquen en alguno de los siguientes supuestos (RLIVA: Art. 22B):

  • Sean instituciones de crédito que adquieran bienes mediante dación en pago o adjudicación judicial o fiduciaria.
  •  

  • Sean personas morales que:
  •  

  • Reciban servicios personales independientes, o usen o gocen temporalmente bienes, prestados u otorgados por personas físicas, respectivamente.
  •  

  • Adquieran desperdicios para ser utilizados como insumo de su actividad industrial o para su comercialización.
  •  

  • Reciban servicios de autotransporte terrestre de bienes, prestados por personas físicas o morales. (RLIVA: Art. 4)
  •  

  • Reciban servicios prestados por comisionistas, cuando sean personas físicas. (RLIVA: Art. 35)
  •  

  • Sean personas físicas o morales que adquieran bienes tangibles, o los usen o gocen temporalmente, que enajenen u otorguen residentes en el extranjero sin establecimiento permanente en el país.
  •  

  • (Se deroga).
  • No efectuarán la retención a que se refiere este artículo las personas físicas o morales que estén obligadas al pago del impuesto exclusivamente por la importación de bienes.

    Quienes efectúen la retención a que se refiere este artículo sustituirán al enajenante, prestador de servicio u otorgante del uso o goce temporal de bienes en la obligación de pago y entero del impuesto.

    El retenedor efectuará la retención del impuesto en el momento en el que pague el precio o la contraprestación y sobre el monto de lo efectivamente pagado y lo enterará mediante declaración en las oficinas autorizadas, conjuntamente con el pago del impuesto correspondiente al mes en el cual se efectúe la retención o, en su defecto, a más tardar el día 17 del mes siguiente a aquél en el que hubiese efectuado la retención, sin que contra el entero de la retención pueda realizarse acreditamiento, compensación o disminución alguna.

    El Ejecutivo Federal, en el reglamento de esta ley (RLIVA: Art. 3) (RLIVA: Art. 4), podrá autorizar una retención menor al total del impuesto causado, tomando en consideración las características del sector o de la cadena productiva de que se trate, el control del cumplimiento de obligaciones fiscales, así como la necesidad demostrada de recuperar con mayor oportunidad el impuesto acreditable.